XXV Domingo del Tiempo Ordinario
21 de septiembre de 2014

Misa Familiar

(Misa con niños, catequistas y padres)

Prepara: Javier Leoz


*Objetivo: dar gracias a Dios porque nos llama a trabajar con Él.

*Idea: la bondad de Dios es tan grande que valora la actitud de las personas, no las horas.


1. MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos. Bienvenidos a este lugar donde, el Señor, una vez más se nos da, se nos ofrece y nos invita a seguir siendo, junto con El, sembradores de su Evangelio en medio del mundo.

¿Hemos realizado algo, en nombre de Jesús, durante esta semana? ¿Hemos cambiado en algo? ¿Hemos compartido nuestro tiempo con alguien? ¿Cómo vamos con la oración? ¿Hemos perdonado o hemos pedido perdón por algo y a alguien?

Pidamos al Señor, en esta Eucaristía, que vivamos según El. Que cambiemos de tal manera, como dice San Pablo, que podamos llevar una vida digna y aplaudida por el Señor. ¿Lo hacemos? Nos ponemos de pie y cantamos.

2. PENITENCIAL

2.1. Por dejar el trabajo en manos de los demás. Por no ser responsables en aquello que nos encomiendan. SEÑOR, TEN PIEDAD

2.2. Porque olvidamos a Dios con frecuencia. Porque en nuestra agenda no solemos apuntar algo tan importante como AMOR, PERDÓN, BONDAD. SEÑOR, TEN PIEDAD

2.3. Por las veces en que exigimos mucho a los demás, mucho a Dios y, en cambio, no nos exigimos nada a nosotros mismos. CRISTO, TEN PIEDAD

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las tres lecturas que vamos a escuchar tienen algo en común: para vivir según Dios, hay que conocer sus planes y no juzgarlos. Muchas veces pretendemos que, el Señor, piense como nosotros. ¿Y nosotros? ¿Pensamos y actuamos como Dios quiere? Que las lecturas que vamos a proclamar nos ayuden a entender la bondad y la grandeza del Señor. Escuchamos.

4. PETICIONES

4.1. Por la Iglesia. Por el Papa Francisco. Para que intentemos llevar el mensaje del Señor a todos los pueblos de la tierra. Roguemos al Señor.

4.2. Por los que no hacen nada por Dios. Por aquellos que se conforman con estar bautizados. Para que vuelvan al camino de la fe y se comprometan más con el Reino de Dios. Roguemos al Señor.

4.3. Por los parados. Por los que no tienen trabajo. Para que sea posible un bienestar donde todos podamos vivir en paz y en igualdad. Roguemos al Señor.

4.4. Por nosotros. Para que sintamos la Eucaristía de cada domingo como aquella viña en la que el Señor pone su Palabra, nos alimenta y nos protege. Roguemos al Señor.

4.5. Para que seamos mejores. Para que nos demos en la medida que podamos a los más necesitados. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con estas FLECHAS queremos decirle al Señor que queremos marchar por los caminos que conducen a su viña: LA FE, EL AMOR A DIOS (Salen unos niños con unas flechas indicadoras)

5.2. Con esta pancarta ¡NO AL PARO! Queremos manifestar ante Jesús que estamos dispuestos a trabajar por su Iglesia, con los sacerdotes, catequistas y padres para hacer un mundo mejor y como Dios manda.

5.3. Con el PAN Y EL VINO traemos hasta el altar lo que nos hace falta para trabajar en la viña del Señor: SU PRESENCIA. Que el Señor nos ayude a descubrir el secreto y el tesoro de la comunión y de la oración.

6. ORACIÓN FINAL

Porque nos llamas a tu viña

GRACIAS, SEÑOR

Porque perdonas nuestra pereza

GRACIAS, SEÑOR

Porque nos acoges y olvidas nuestras faltas

GRACIAS, SEÑOR

Porque quieres contar con nosotros

GRACIAS, SEÑOR

Porque eres bueno y repartes a todos

GRACIAS, SEÑOR

Porque eres bueno y no llevas cuentas

GRACIAS, SEÑOR

Porque tu justicia es la verdadera

GRACIAS, SEÑOR

Porque tu verdad es la auténtica

GRACIAS, SEÑOR

Porque tu bondad no tiene límites

GRACIAS, SEÑOR

Porque confías en todos nosotros

GRACIAS, SEÑOR