Domingo XVIII del Tiempo Ordinario
31 de julio de 2016

(Misa con niños, catequistas y padres)


Misa Familiar



Prepara: Javier Leoz


1. MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, un día más, al encuentro con el Señor. En variados momentos creemos que la vida, el trabajo y los proyectos que tenemos entre manos, dependen exclusivamente de nosotros. Pero, la vida, nos enseña que –en el momento menos pensado- todo se nos esfuma entre nuestros dedos. Hoy, en este día del Señor, damos gracias a Dios por todo lo que nos da y, a la vez, hacemos un propósito: ponerlo todo al servicio de su Reino y al servicio de una sociedad mejor. Nos ponemos de pie

2. PENITENCIAL

2.1 Por cerrarnos en banda a los bienes que bajan del cielo. Señor ten piedad

2.2 Por centrarnos excesivamente en lo superficial. Cristo ten piedad

2.3 Porque consumimos demasiado; porque gastamos demasiado; porque no damos valor a otras cosas menos caras. Señor ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas de hoy tienen una interpelación muy seria al cómo vivimos nuestra existencia. Es decir; ¿qué es de nuestra vida? ¿Qué valor tiene? Los bienes ayudan a la felicidad pero, la lectura de la Palabra de Dios nos lo recuerda, no lo son el todo. Escuchemos con atención.

4. PETICIONES

4.1. Por toda la iglesia extendida por el mundo. Para que su centro, su locura y su alegría sea el anuncio de Cristo muerto y resucitado. Roguemos al Señor.

4.2.- Por los frutos de la presente edición de la JMJ que se ha celebrado en Cracovia, Polonia, para nos traiga misericordia en este Año de la Misericordia. Roguemos al Señor.

4.3. Por los contrastes que existen en la tierra; pobres y ricos, altos y bajos, desarrollo y pobreza; para que sea posible una justa distribución de la riqueza. Roguemos al Señor.

4.4. Pidamos por aquellos que sólo piensan en ganar y acaparar. Para que piensen que, la humanidad, necesita personas y no tesoros. Roguemos al Señor.

4.5. Por todos los que estamos aquí reunidos. Para que sepamos utilizar bien todas las comodidades que poseemos. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Acercamos hasta el altar algo tan importante como “LOS VALORES”. Una sociedad, un mundo, una familia sin valores….está abocada al fracaso. Que el Señor nos ayude a recuperar el sentido común y la alegría de vivir.

5.2. Hasta el altar llevamos en este día “EL CONSUMO”. Queremos romperlo delante del Señor. Que Él nos ayude a no ponerlo por encima de nuestro amor a Dios y a los demás.

5.3. La eucaristía, de cada domingo, es para nosotros una llamada a vivir y gustar los bienes eternos. Que el Señor se haga presente aquí para que nunca nos falte su calor y su Palabra

6. ORACIÓN FINAL

TU ERES MI RIQUEZA

Frente a otros bienes menos importante

(se repite “Tú eres mi riqueza”)

Frente a los que intentan alejarme de Ti

Frente a lo puramente material

Frente al egoísmo

Frente a lo práctico y al escaparate

Frente a lo efímero y pasajero

Frente a los valores caducos

Frente a los que viven sin Ti

Frente a los que no piensan en Ti

Frente a los que te venden por nada

Frente a la pobreza

Frente a la riqueza