Domingo XIV del Tiempo Ordinario
3 de julio de 2016


Moniciones


 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos a nuestra primera Eucaristía del mes de julio. Algunos habrán iniciado sus vacaciones y, tal vez, estén junto a nosotros, lejos de sus casas. Recibámoslos con cariño y fraternidad para que no extrañen su lugar de origen. Y en cuanto a la liturgia pues decir que hoy Jesús de Nazaret pone en marcha a su Iglesia. Manda a 72 discípulos, dos a dos, a predicar el Reino de Dios y a curar enfermos. La acción de la Iglesia comienza y los 72 discípulos enviados a predicar tuvieron un gran éxito. Las instrucciones de Cristo siempre son certeras, como, también, lo son para nosotros, aquí y ahora, más de dos mil años después...

 

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- La profecía de Isaías –nuestra primera lectura--proclama que el Reino de Dios aparecerá, en paz, en una renovada Jerusalén. Y esa alegría es la que esperamos todos. Y algún día, los cristianos lo sabemos muy bien, todo a nuestro alrededor será paz, alegría y luz que desvanece todas las tinieblas de nuestra vida.

S.- Es un salmo anónimo sin autor prefijado dentro del salterio. El salmo 65 nos invita al agradecimiento y a la alabanza de Dios, nuestro Padre. En tiempos de Jesús este salmo 65 se cantaba con gran solemnidad en el rito de acción de gracias ante un gran peligro nacional. No sabemos cual fue el peligro concreto que determinó su composición y primer uso.

2.- Pablo de Tarso, en la segunda lectura, que es del final de la Carta a los Gálatas, nos habla de que lo que, en definitiva, cuenta es la criatura nueva, renacida por el sacrificio de Cristo y por su Resurrección gloriosa. La nueva vida comienza con Cristo. Esta parte final de la Carta a los Gálatas es como un resumen de toda la Epístola.

3.- “Veía a Satanás caer del cielo como un rayo” es una frase inquietante de Cristo que oiremos hoy en el Evangelio de San Lucas. Acompaña dicha frase al recibimiento que Jesús hace a los 72 discípulos que vuelven felices de su predicación. El poder de Jesús les ha hecho expulsar demonios. Hay muchas clases de demonios en nuestro mundo actual, que nos inquietan y nos entristecen. Pero surge el amor de Jesús hacia nosotros y desbarata ese poder maligno.

 

Lectura de Postcomunión

MONICIÓN

Escuchemos con atención la plegaria del Padre Leoz en este primer domingo del mes de julio.

QUISIÉRAMOS SER, SEÑOR

Reflejo de tu amor, valor y de tu paz

Llevando al mundo esperanza

e ilusiones a los hombres que no la tienen

Aportando coraje donde exista debilidad

y caridad donde surja la pobreza

Tu Reino, donde reine la injusticia

y tu vida, donde hable demasiado la muerte

 

QUISIÉRAMOS SER, SEÑOR

En este Año de la Misericordia

contracorriente del orden establecido

freno ante tanta miseria que nos sacude

respuestas ante tanto interrogante.


Exhortación de despedida

Siempre que se abre el verano hay nuevas expectativas. Tengámoslo en cuenta. Pero estemos donde estemos no nos olvidemos de rezar, de asistir a la Eucaristía, de ayudar a los hermanos más necesitados, nos los encontremos donde nos los encontremos.