www.Betania.es

Domingo XVIII del Tiempo Ordinario

La Transfiguración del Señor
6 de agosto de 2017

La oración de los fieles


 

1.- SEÑOR, TRANSFORMA NUESTRA VIDA

2.- TRASFIGURA NUESTRA VIDA, SEÑOR


PRIMERA

SEÑOR, TRANSFORMA NUESTRA VIDA

Por medio de Jesucristo transfigurado, elevamos al Padre nuestra oración pidiendo por las necesidades de Iglesia y de los hombres diciendo:

R.- SEÑOR, TRANSFORMA NUESTRA VIDA.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes para que siguiendo el ejemplo de Jesús sepan mostrar la Gloria de Dios a todos los hombres.

OREMOS

2. – Por todos los pueblos de la tierra, para que la luz de Cristo trasfigurado, guíe sus corazones y acompañe sus pasos.

OREMOS

3. – Por todos aquellos que pasan necesidad o sufren alguna enfermedad o contratiempo, para que, mirando a Cristo, superen sus problemas y su vida quede trasformada.

OREMOS

4. – Por todos aquellos que viven lejos de Dios, para que, experimentando a dicha de la Gloria de Cristo, se acerquen al seno de la Iglesia.

OREMOS

5. – Por todas las familias cristianas, para que, vivan en torno a la luz de Cristo, y ésta les ilumine en su devenir diario.

OREMOS 

6 – Por todos los que hoy hemos contemplado la Gloria de Cristo, en el monte Tabor, para que seamos fieles trasmisores de la verdad revelada.

OREMOS

Padre, haz que, los que hoy hemos contemplado la Transfiguración de tu Hijo, seamos capaces de comprender el Amor que Él nos trajo y los vivamos entre todos.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.


PRIMERA

TRASFIGURA NUESTRA VIDA, SEÑOR

Ante la gloria manifestada por Jesucristo en lo alto del monte, presentamos al Padre estas necesidades con la confianza de que serán escuchadas:

R.- TRASFIGURA NUESTRA VIDA, SEÑOR.

1. – Por el Papa, los obispos, sacerdotes para como sucesores de Pedro, Santiago y Juan, vean la gloria de Dios y la trasmitan con fervor a su Iglesia.

OREMOS

2. – Por todos los organismos mundiales y los que dirigen los destinos de los pueblos, para que sean iluminados por la gloria de Dios.

OREMOS

3. – Por todos aquellos que han experimentado a Cristo resucitado en su interior para que sepan comunicar esa dicha a los demás.

OREMOS

4. – Por los que están enfermos, por los necesitados, para que Dios transfigure su realidad y alivie sus males.

OREMOS

5. – Por aquellos que se alejaron de la fe de la Iglesia, para que con la oración constante de la Iglesia reciban la gracia de reencontrarse con Cristo.

OREMOS

6. – Por todos nosotros, para que este Cristo transfigurado, nos ayude en los problemas y dificultades diarias.

OREMOS

Padre, tu que revelaste que Jesús era tu Hijo amado, dígnate a acoger estas súplicas que por Él te presentamos.

Amen.