www.Betania.es


I Domingo de Adviento
30 de noviembre de 2014

La oración de los fieles


1.- LIMPIA NUESTRO CORAZÓN

2.- AYÚDANOS A ESTAR VIGILANTES


PRIMERA

LIMPIA NUESTRO CORAZÓN

Comienza un tiempo de preparación, de conversión, de renovación. Pedimos al Padre que nos ayude a cambiar nuestro corazón para que brille en él el Amor de Cristo. Hoy repetimos:

R.- LIMPIA NUESTRO CORAZÓN.

1.- Por la Iglesia, para que todos sus miembros sigan con verdadero espíritu de conversión este tiempo y así brille la Iglesia como luz del mundo.

OREMOS

2.- Por las naciones de la tierra, para que descubran el mensaje del Evangelio y se muevan todas por el Amor y la Justicia.

OREMOS

3.- Por todos los que viven alejados de la Iglesia, para que en este tiempo de gracia, sean acogidos y se reavive en ellos la llama de la fe, crezca su esperanza y se reanime su caridad.

OREMOS

4.- Por todos los que pasan necesidad, o sufren la enfermedad o la soledad, para que en estos días encuentren cristianos dispuestos a compartir su tiempo con ellos.

OREMOS

5.- Por los matrimonios cristianos, para que, mirando a Cristo que viene, preparen sus hogares para recibirlo y acogerlo en medio de sus vidas.

OREMOS

6.- Por nosotros, para que este tiempo de preparación sea una verdadera gracia para nuestro corazón y perseveremos en el Camino que lleva al Padre.

OREMOS

Padre, en este Adviento que comienza, nos arrodillamos suplicando, nos concedas todo cuanto necesitamos para alcanzar la verdadera conversión que demanda tu Hijo. Por Él te lo pedimos, que junto al Espíritu Santo contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.

 


SEGUNDA

AYÚDANOS A ESTAR VIGILANTES

Elevamos nuestras oraciones al Señor, que por medio de Jesucristo nos llama a participar de la vida, y le decimos:

R.- AYÚDANOS A ESTAR VIGILANTES

1.- Por el Papa, los obispos, los sacerdotes, los diáconos, para que nos ayuden a despertar a los grandes valores de la vida, que vamos dejando en el camino por falta de compromiso.

OREMOS

2.- Para que no seamos máquinas en nuestro trabajo, sino que tratemos de engrandecerlo y ofrecerlo a los demás.

OREMOS

3.- Por todos los que viven dormidos sin ver su realidad personal, para que tomen conciencia de que un día tendrán que responder de ella.

OREMOS

4.- Por los que no tienen los bienes necesarios, tanto económicos, morales y espirituales; para que encuentren personas vigilantes que se den cuenta de su situación y les ayuden a resolverla.

OREMOS

5.- Por las familias que se encuentran ancladas en el consumismo, la pereza, la inercia, dejándose arrastrar por lo que no sacia.

OREMOS

6.- Por todas las regiones del mundo que han perdido la esperanza, ante tanta guerra, y tanto odio; para que encuentren a Dios y a los hermanos que les ayuden a liberarse de la opresión de la violencia.

OREMOS

7.- Por los que estamos aquí reunidos, para que creamos de verdad que no hay nadie que haga más por nosotros que el Señor.

OREMOS

Sabemos que Tú, Dios Padre, eres la fuerza que viene a salvarnos, por eso te pedimos que escuches nuestras oraciones.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén