Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

Domingo IX del Tiempo Ordinario
Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo
29 de mayo de 2016

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


En el domingo noveno del Tiempo Ordinario celebramos la solemnidad del Corpus Christi que es de una gran tradición en la Iglesia. En la mayoría de los lugares se celebran procesiones públicas, con gran solemnidad. Asimismo, en la mayoría del orbe católico se conmemora en este domingo. Antes, hace años, la celebración tenía lugar el jueves después de la Trinidad. En muchas ciudades, sigue teniendo lugar esta celebración en jueves. Debemos plantearnos que se cuide mucho la celebración del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo por supuesto a nivel comunitario, pero que también tenga un especial relieve en nuestra oración individual.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- La primera lectura, que procede del Libro del Génesis, nos habla de la bendición por parte del Sacerdote Melquisedec a Abrahán. Melquisedec, sin origen, ni final, ya dispuso que el sacrificio fuese pan y vino: como hacemos nosotros hoy.

S.- En el salmo 109 aclamaremos también a Melquisedec. Los judíos contemporáneos de Jesús utilizaban este salmo como esperanza en la llegada del Rey y Mesías que, como Melquisedec, no tenía principio ni fin, ni depende de ninguna investidura humana, como el Mesías esperado. También desde muy el principio la Iglesia relacionó a Melquisedec con el Mesías, con el Señor Jesús.

2.- Y en la segunda lectura escucharemos el fragmento de la Primera Carta a los Corintios en la que Pablo nos ofrece el documento más antiguo sobre la consagración en la Ultima Cena. Y, ayer y hoy, forma parte de la oración que proclama el sacerdote durante la Consagración.

3.- El evangelio, de San Lucas, nos narra la multiplicación de los panes y de los peces, que es alimento milagroso que Jesús dio a quienes más lo necesitaban. Y es lo que nosotros recibimos en la Eucaristía el Cuerpo y la Sangre de Cristo como alimento de vida eterna.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DEL GÉNESIS 14, 18-20

En aquellos días, Melquisedec, Rey de Salem, ofreció pan y vino. Era sacerdote del Dios Altísimo. Y bendijo a Abrahán diciendo:

-- Bendito sea Abrahán de parte del Dios Altísimo, que creo el cielo y la tierra. Y bendito sea el Dios Altísimo que ha entregado tus enemigos a tus manos.

Y Abrahán le dio el diezmo de cada cosa.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 109

R.- TÚ ERES SACERDOTE ETERNO, SEGÚN EL RITO DE MELQUISEDEC.

Oráculo del Señor a mi Señor:

"Siéntate a mi derecha,

y haré de tus enemigos

estrado de tus pies.". R.-

 

Desde Sión extenderá el Señor

El poder de tu cetro:

somete en la batalla a tus enemigos. R.-

 

"Eres príncipe desde el día de tu nacimiento,

entre esplendores sagrados;

yo mismo te engendré, como rocío,

antes de la aurora". R.-

 

El Señor lo ha jurado y no se arrepiente:

"Tú eres sacerdote eterno,

según el rito de Melquisedec.". R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS 11, 23-26

Hermanos:

Yo he recibido una tradición, que procede del Señor, y que a mi vez os he transmitido: Que el Señor Jesús, en la noche en que iban a entregarlo, tomó un pan y pronunciando la Acción de Gracias, lo partió y dijo:

-- Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía.

Lo mismo hizo con la copa después de cenar, diciendo:

-- Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que bebáis, en memoria mía.

Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis de la copa, proclamaréis la muerte del Señor, hasta que vuelva.

Palabra de Dios


ALELUYA Jn 6, 51-52

Yo soy el pan vivo bajado del cielo, dice el Señor; quien coma de este pan vivirá para siempre.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 9, 11b-17

En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar a la gente del Reino de Dios, y curó a los que lo necesitaban. Caía la tarde y los Doce se le acercaron a decirle:

-- Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida; porque aquí estamos en descampado.

Él les contestó:

-- Dadles vosotros de comer.

Ellos replicaron:

-- No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo este gentío.

Porque eran unos cinco mil hombres. Jesús dijo a sus discípulos:

-- Decidles que se echen en grupos de unos cincuenta.

Lo hicieron así, y todos se echaron. Él, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y cogieron las sobras: doce cestos.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

EN FORMA DE PAN Y VINO...

Por David Llena

Jesús se queda con nosotros. Al igual que se encarnó en María por obra del Espíritu Santo, por esa misma fuerza se hace alimento para nosotros. El pan que era, deja su esencia al Cuerpo de Cristo y el vino deja de ser vino para ser la Sangre de Cristo, como nos relata San Pablo en la segunda lectura. Pan y vino que ya desde los albores de la humanidad eran ofrecidos a Dios por el sumo sacerdote Melquisedec, como hemos leído en la primera lectura. Ahora, Cristo como sacerdote eterno, se hace pan y vino, o mejor dicho el pan y el vino se hacen Cristo, para alimentar nuestro Espíritu, confortar nuestra alma y ayudar a nuestra frágil naturaleza en este caminar. Hoy es el día para rendir culto a Cristo en forma de pan y vino.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

PADRE DANOS SIEMPRE DE ESTE PAN

Hoy contemplamos el misterio de Cristo hecho pan, del pan hecho Cuerpo de Nuestro Señor. Por Él, con la ayuda del Espíritu Santo, elevamos al Padre nuestras plegarias diciendo:

R.- PADRE DANOS SIEMPRE DE ESTE PAN.

1. – Por la Iglesia, que vive alimentada por el Cuerpo y la Sangre de Cristo, para que vivamos siempre promoviendo la unidad alentados por el Espíritu Santo.

OREMOS

2. – Por los pueblos de la tierra, para que reine en ellos la paz, la concordia y la fraternidad que son frutos de la Caridad.

OREMOS

3. – Por los más débiles de nuestro tiempo, los niños, los enfermos, los pobres, los emigrantes para que, en este día de la Caridad, nuestros corazones se abran a ellos y permanezcan siempre en esta disposición.

OREMOS

4. – Por todos aquellos que trabajan por un mundo más justo y caritativo, para que su trabajo se traduzca en un renacer de la esperanza de los más necesitados.

OREMOS

5. –Por las familias católicas, para que, acudiendo asiduamente al misterio del Cuerpo y la Sangre de Cristo vivan en comunión y sean faros de fe para el mundo que está necesitado de la luz de Cristo.

OREMOS

6 – Por todos los que nos acercamos en este día a la mesa del Pan partido, para que seamos trasmisores de esta gracia a todos los que nos rodean.

OREMOS

Padre, que alimentas a tu pueblo con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, atiende estas necesidades que te presentamos y sigue convocando a los hombres a la Cena del Señor.

Te lo pedimos por Jesucristo sacramentado, Nuestro Señor.

Amen.


LAS PREGUNTAS DEL EDITOR, ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

A continuación, y en ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Ante cada pregunta se hará un largo silencio para meditar el contenido de la propuesta. Esta semana el Evangelio y las otras lecturas nos ha sugerido lo siguiente:

1.- Resulta emocionante y misteriosa la figura de Melquisedec, sacerdote y Rey de Salem. Salem, paz. Rey de la Paz. Y es una referencia directa al Mesías. Lo es para los judíos y lo es para nosotros los cristianos. Por eso la Iglesia, desde hace siglos, pone a Melquisedec como símbolo de Cristo. Merece la pena meditar sobre ello.

2.- Si leemos despacio el fragmento de la primera Carta a los Corintios vemos que la formulas de la Consagración salen de ese texto de Pablo que es uno de los más antiguos que se conservan. Es obvio que la fracción del pan, la Eucaristía, fue el primer rito de los nuevos cristianos. También, es un importante tema de meditación.

3.- Hoy celebramos el Corpus Christi. Es un día para hacer un amplio y efectivo acto de adoración eucarístico. Pero como habitualmente preparamos el análisis de los textos antes pues deberíamos de dirigirnos en ese momento al Sagrario y hacer una oración especial el primer día de la reunión de la preparación de la Eucaristía.


LA MISIÓN

Dedicar esta semana más tiempo de presencia ante el Sagrario. Y si no lo hacemos o hemos dejado de hacerlo pues recuperar esa bella costumbre de hablar con Jesús en la quietud y cercanía del Sagrario.