Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

Edición especial de Verano 2015

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA EDICIÓN ESPECIAL DE VERAno

Nuestro Número Especial de Verano se centra este año en el mes de agosto. Damos aquí todos los domingos de agosto –que son cinco—y, también, la solemnidad de la Asunción de María Virgen que nos llega a la mitad del mes, el día 15. Aparecen los comentarios de David Llena y las preguntas del Editor. Lo que no hemos colocado --tal como es costumbre en esta página—son las moniciones, las lecturas y las oraciones de los fieles de cada fecha, que pueden ser obtenidas desde las correspondientes páginas: ver menú azul de la izquierda.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


DOMINGO XVIII DEL TIEMPO ORDINARIO

2 DE AGOSTO DE 2015


“DANOS SIEMPRE DE ESE PAN”

Por David Llena

Continuamos con la lectura del capítulo 6 de San Juan, que gira en torno a la Eucaristía. Iremos domingo a domingo, penetrando en el misterio de Cristo hecho pan. Como nos dice la primera lectura Dios alimentó a los Israelitas en su caminar por el desierto. Ahora sigue alimentando nuestra alma con el pan eucarístico. Baste por hoy entender la necesidad de ese pan, tal y como lo expresa la gente que fue a buscar a Jesús: “Danos siempre de ese pan”, aunque no lleguemos a entender lo insondable del misterio. Sin embargo, gracias a este alimento podremos conseguir lo que nos sugiere San Pablo en la segunda lectura, despojarnos del hombre viejo y revestirnos de lo nuevo.

Las preguntas del Editor, Ángel Gómez Escorial

1.- Es verdad que hay muchas hambres en nuestra vida. Y algunas son absurdas o impropias. La peor en el hambre de dinero. ¿Buscamos sólo riquezas en la vida?

2.- ¿Somos cristianos o no lo somos? ¿Nos amamos unos a otros o solamente buscamos el confort y la comodidad de nuestra familia más cercana? La Eucaristía –y, sobre todo, si es diaria—nos debe servir para renovarnos en la mente y en el Espíritu como decía San Pablo.

3.- Hay gente, en estos días, que necesita pan material. La crisis está produciendo muchas necesidades, un tanto inesperadas, en los llamados países ricos. ¿Damos pan a los hambrientos? ¿Los llevamos, saciados del alimento material, a recibir el pan espiritual que todo lo cura?


DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO

9 DE AGOSTO DE 2015


VIVIR SEGÚN DIOS

Por David Llena

Era duro entonces e incomprensible ahora, sin la ayuda del Espíritu, que nos permite vivir según Dios. Es ese vivir en sintonía con Dios lo que nos permitirá aceptar y reconocer a Cristo hecho pan. No hay más camino en la fe que aceptar aquello que no vemos, pero, sin embargo sí que podemos sentir. Como el amor de una madre se ve en los gestos, así también los efectos de la Eucaristía se comprueban en aquellos que se acercan al banquete de Cristo y en aquellos que ya no lo hacen. Pero para llegar al final del camino, necesitamos de este alimento que es Cristo hecho pan, como fue necesario el pan para el profeta Elías.

Las preguntas del Editor, Ángel Gómez Escorial

1.- Jesús de Nazaret quiso, siempre, convencer a sus interlocutores, convertirlos y no obligarlos. Pero no iba a ser fácil. El final de la Cruz explica esa resistencia terrible a la Palabra de Dios. ¿Nos resistimos también nosotros?

2.- El apóstol siempre tiene algún momento en el que se siente desamparado. Le pasó a Eliseo y nos pasa a nosotros. Hemos de esperar y confiar. Y si lo hacemos el alimento diario nos llegará del cielo. Seguro.

3.- La sociedad actual tiene muchas cosas buenas, pero otras malas. Hemos de discernir. Y, sobre todo, no abandonar a nuestros hermanos a merced de las malos, de los falsos encantos de aquello que es intrínsecamente malo.


SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

15 DE AGOSTO 2015


MARÍA NOS ACOMPAÑA SIEMPRE

Por David Llena

María, a la que piropeamos en las letanías, vive con Dios en el cielo que tanto ansiamos. Mujer, que supo cómo nadie, acatar la voluntad de Dios. Sin saber por qué, pero sabiendo para qué. Dios la puso en el mundo para poder hacer maravillas. Nos dio a su Jesucristo, nos dio ejemplo de fe en la adversidad, nos dio ejemplo de obediencia, de esperanza… Y hoy nos sigue acompañando con su intercesión ante su hijo. Hoy, celebra la Iglesia, el triunfo de Cristo en una de sus criaturas, en la más perfecta de sus criaturas.

Las preguntas del Editor, Ángel Gómez Escorial

1.- Es una fiesta universal esta de la Asunción de la Virgen María. Las Iglesias católica y ortodoxa lo celebran por todo lo alto. Y tiene, incluso, remembranzas en la sociedad protestante. ¿Y tú que haces? ¿Celebras convenientemente a María, la Madre de todos?

2.- En el Evangelio Jesús le expresa al Padre su alegría porque los secretos del Reino hayan llegado a la gente sencilla. María fue una mujer sencilla que supo obedecer a Dios. ¿Y nosotros, obedecemos al Señor? ¿O nuestra falta de sencillez nos con vierte en personas vacías y soberbias?

3.- María no debe ser solamente objeto de devociones milenarias –que también--, María debe ser contemplada en el mensaje preciso del Evangelio tal como nos cuenta Lucas. ¿Hemos reparado especialmente en la importancia de María en la Redención? ¿No resuena todavía en el universo el SÍ dado al Arcángel San Gabriel?

4.- Recojámonos, hoy, un momento y recemos junto a María al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo. Después, no sentiremos mejor.


DOMINGO XX DEL TIEMPO ORDINARIO

16 DE AGOSTO DE 2015


PAN VIVO BAJADO DEL CIELO

Por David Llena

Por seis veces remacha Jesús la idea de comer su cuerpo y beber su sangre, para tener vida eterna. La razón no es capaz de entender esto, aunque entendamos la importancia del cuerpo y la sangre para la vida terrena. El Pan vivo bajado del cielo, alimento de vida eterna, solo nos viene desde la eternidad que nos trae Jesús. La eternidad inmaterial, toma cuerpo en el Amor, y ese Amor es el que viene con el pan eucarístico, y es el que vence más allá de la muerte, para caminar en el Amor, que lleva al Padre, solo lo podemos hacer por Cristo, con Él y en Él.

Las preguntas del Editor, Ángel Gómez Escorial

1.- Realmente, este mes de agosto nos lanza a meditar constantemente sobre la Eucaristía. Y no viene mal, porque no lo hacemos con frecuencia. Y la rutina puede quitar emoción y brillantez a algo tan sublime como recibir a Cristo Sacramentado. ¿Cómo vamos de nuestras rutinas?

2.- Yo creo que la fe no se mantiene firme y fresca si no invocamos continuamente al Espíritu Santo. ¿Lo hacemos? ¿Es Él huésped de nuestra alma?

3.- Descansar, si; olvidar, no. Que la fe y nuestras actitudes religiosas sigan vivas en el tiempo de ocio. O, incluso, más porque tenemos más tiempo.


DOMINGO XXI DEL TIEMPO ORDINARIO

23 DE AGOSTO DE 2015


ESA ESENCIA DEL AMOR…

Por David Llena

Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y necesitamos humildemente, aceptar, lo que Dios nos dice, pues nos está revelando cosas que escapan de toda medición humana. Como aquellos israelitas que, como nos cuenta la primera lectura, aceptaron a Dios como su único dios, sin tener certeza científica de no equivocarse, hoy nosotros debemos acoger el misterio eucarístico con la certeza de que es la misma esencia de Dios lo que encierra ese pequeño trozo de pan. Esa esencia se nos da para volvernos a la vida, perdida tras el pecado original. Esa esencia del Amor, es imprescindible en el matrimonio, donde cada cual debe aportar toda su vida y con la compañía de Dios ir construyendo un hogar lleno de alegría y cuidados de unos para con los otros.

Las preguntas del Editor, Ángel Gómez Escorial

1.- Es muy emocionante el Evangelio de hoy. Muchas veces, y a causa del desaliento, el Señor Jesús nos pregunta “¿Y a partir de ahora que vas a hacer: te quedas o te marchas?” La tentación de romper existe, pero la respuesta prevalece. “¿Y dónde ir ahora?” Ciertamente, el Señor nos acompaña siempre.

2.- Las crisis siempre traen un reforzamiento. Dudar es humano, pero Dios siempre ayuda. Sepamos mirar mejor a la naturaleza. Al cielo limpio lleno de estrellas. A la paz de un riachuelo que fluye sin apenas ruido entre árboles centenarios y muy cerca de nosotros.

3.- Hemos de vivir entre hermanos, no entre conocidos. La vida comunitaria en la Iglesia es muy bella. Y la parroquia una auténtica familia. Y cuando estamos lejos añoramos muy especialmente a la familia.


DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO

30 de agosto DE 2015


“PODREMOS HOSPEDARNOS EN SU TIENDA”

Por David Llena

Volvemos en este domingo al Evangelio de San Marcos…Pureza, no es limpieza exterior. Cristo lo deja claro, lo que hace impuro al hombre es lo que sale de su corazón corrompido. Dice San Pablo: “La religión pura e intachable es atender a los huérfanos y las viudas”, también lo puro sale del corazón, no del tipo de jabón o la frecuencia con que nos lavemos. El cuidado del cuerpo, incluso llevar una vida sana es recomendable, pero ¿no deberíamos llevar también una vida sana para el Espíritu? Cumplir los mandatos del Señor nos permite llevar esa vida sana y como dice el Salmo: “podremos hospedarnos en su tienda” si seguimos los consejos del mismo. ¡Sería un buen comienzo de curso seguir la receta del Salmo 14!

Las preguntas del Editor, Ángel Gómez Escorial

1.- No seamos fariseos. No tengamos miedo al mundo. Hay muchas cosas bellas a nuestro alrededor. Con el alma pura se ven las cosas mejor. ¿Pero, tenemos, el alma pura?

2.- Hemos de ser seguidores de Jesús. El Evangelio no es para escucharlo una vez a la semana y luego vivirlo. ¿Vivimos el Evangelio?

3.- La corrupción, el abuso, la insolidaridad son cada vez más frecuentes en nuestra sociedad. ¿Hacemos algo por evitar todo eso o somos cómplices pasivos o activos?