Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

Edición Especial de Verano
Agosto 2014

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA EDICIÓN ESPECIAL DE VERANO

Formato especial para esta página de los Grupos Betania en nuestro especial de verano. Reflejamos los comentarios homiléticos de David Llena y las reflexiones del Editor sobre las lecturas de cada domingo. El resto de los contenidos habituales –lecturas, moniciones, oración de los fieles—pueden obtenerse de las páginas generales.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


DOMINGO XVIII DEL TIEMPO ORDINARIO

3 DE agosto DE 2014


PERMANECER JUNTO A ÉL

Por David Llena

De pan y de amor de Cristo nos hablan hoy las escrituras. No nos hablan de calor, de playa, de descanso, todo eso es accidental, lo importante es que caigamos en la cuenta de lo grande y gratuito del amor de Dios y del Pan que le nos da. Cuando seamos conscientes de ello, nos recostaremos como aquella gente que estaba con Cristo a experimentar cuán grande es la atención de Dios por cada una de sus criaturas. Sólo debemos permanecer junto a Él, junto al pan. Esta sí que es una buena forma de pasar el verano.

Las preguntas del Editor

1.- La muerte de Juan el Bautista hizo pensar a Jesús que el Reino no llegaría en paz. Tampoco, hoy, nosotros tenemos sosiego a la hora de hablar de nuestra fe en Cristo. Muchos se burlan. Otros nos persiguen. ¿O no es así?

2.- La multiplicación de los panes y de los peces demuestra que siempre Jesús socorrerá nuestras necesidades, también las materiales, aunque nunca serán las cosas como nosotros queremos. Solo como Dios manda.

3.- Siempre emociona en los relatos evangélicos la ternura de Jesús por sus hermanos, piensa en que pueden desfallecer y les da pan. Por la misma razón curará a los enfermos o le devolverá el hijo a la viuda.

4.- San Pablo nos confirma que nadie podrá apartarnos del amor de Dios si confiamos en Cristo. ¿Hay mejor mensaje?


DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO

10 DE AGOSTO DE 2014


ESTEMOS ATENTOS A DIOS

Por David Llena

Dos escenas: una en el monte y otra en el mar. En la primera lectura aparece Dios como un viento suave tras grandes y portentosos cataclismos y Elías lo reconoce al instante. El evangelio se nos muestra a Pedro que duda de Cristo, que también se acerca a los apóstoles andando sobre las aguas, y esta vez el viento era fuerte. Mientras Pedro es sustentado por su fe camina sin problema, cuando duda… Cuando duda clama al Señor. Dos enseñanzas: Estemos atentos a Dios que se hace presente en nuestras vidas y pidámosle ayuda en los momentos de incertidumbre.

Las preguntas del Editor

1.- Seguimos pensando en Dios como los antiguos y preferimos verle poderoso y lanzando desde el cielo rayos y centellas. Y, sin embargo, Dios es como un susurro, como algo que no agrede y te envuelve de amor. ¿Creemos en eso?

2.- La idea de la Iglesia como una barca –la Barca de Pedro—es buena, porque la existencia de los humanos es como el comportamiento del mar: tiempos de bonanza que se mezclan con momentos de tempestad. La vida es así

3.- Pero deberíamos ser más valientes y en el seguimiento de Jesús lanzarnos a caminar por las aguas. ¿Qué es difícil? Claro. ¿Qué es imposible? ¿Y tú que sabes? Confía en Jesús y todo llegará.

4.- ¿Por qué has dudado?, le pregunta Jesús a Pedro. Y esa pregunta resuena, desde hace dos mil años, en la conciencia de millones de seguidores de Cristo. ¿Por qué dudamos, cuando sabemos que con El llegaremos, siempre, a buen puerto?


DOMINGO XX DEL TIEMPO ORDINARIO

17 DE AGOSTO DE 2014


ACOGERNOS A LA MISERICORDIA DE DIOS

Por David Llena

El camino de la misericordia, pasa por reconocernos indignos de ella. Así pues, los extranjeros en tiempos de Cristo encontraron en ese no merecer la gracia, la forma de obtenerla. A la vez que los judíos que eran herederos fueron, por su rebeldía desheredados de la misma. Como dice San Pablo ahora todos debemos acogernos a la misericordia de Dios, para recibir su gracia. Ahora Dios acogerá a aquellos que guardan su palabra y perseveran en su alianza.

Las preguntas del Editor.

1.- La fe de la mujer cananea fue el origen de la presencia de los gentiles en la catequesis de Cristo. ¡Como porfiaba con el Señor para que atendiera a su hijita! Si tuviéramos fe también discutiríamos o gritaríamos al Señor Jesús para que nos hiciera caso. Pero no. Ahí nos quedamos, sin fe y sin esperanza. ¿A qué es verdad?

2.- Lo dice el versículo del aleluya: “Jesús proclamaba la Buena Noticia del Reino curando las dolencias del pueblo”. ¿No es un gran resumen de la actividad de Jesús de Nazaret? ¿Lo valoras adecuadamente?

3.- Pablo nos cuenta que la misericordia de Dios es para todos y que, por tanto, todos somos iguales ante su misericordia. ¿No es cierto que nosotros –como los judíos de la época de Jesús—nos creemos especiales y únicos herederos de Dios?

4.- Tenemos que ayudar a los que más lo necesitan y, sobre todo, a aquellos que nos parecen extraños, porque vienen de muy lejos. Los inmigrantes esperan de nuestra generosidad en todo momento. ¿Les ayudas?


SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

15 DE AGOSTO 2014


veneramos a nuestra Madre del cielo

Por David Llena

Día de gran fiesta para todos los que veneramos a nuestra Madre del cielo. La Virgen María asunta al cielo nos sirve de intermediaria, de protectora y de esperanza en que un día por la salvación alcanzada por su Hijo, compartiremos todos la eterna alabanza al Cordero.... Madre ayúdanos a todos a que el sí que hemos dado a Dios sea tan fiel y entregado como el que tu diste en aquel mediodía en que te visitó el ángel.

Las preguntas del Editor

1.- Es una fiesta universal esta de la Asunción de la Virgen María. Las Iglesias católica y ortodoxa lo celebran por todo lo alto. Y tiene, incluso, remembranzas en la sociedad protestante. ¿Y tú que haces? ¿Celebras convenientemente a María, la Madre de todos?

2.- En el Evangelio Jesús le expresa al Padre su alegría porque los secretos del Reino hayan llegado a la gente sencilla. María fue una mujer sencilla que supo obedecer a Dios. ¿Y nosotros, obedecemos al Señor? ¿O nuestra falta de sencillez nos con vierte en personas vacías y soberbias?

3.- María no debe ser solamente objeto de devociones milenarias –que también--, María debe ser contemplada en el mensaje preciso del Evangelio tal como nos cuenta Lucas. ¿Hemos reparado especialmente en la importancia de María en la Redención? ¿No resuena todavía en el universo el SÍ dado al Arcángel San Gabriel?

4.- Recojámonos, hoy, un momento y recemos junto a María al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo. Después, no sentiremos mejor.


DOMINGO XXI DEL TIEMPO ORDINARIO

24 DE AGOSTO DE 2014


¿QUIÉN ES CRISTO PARA TI?

Por David Llena

Un sondeo demoscópico: ¿Qué piensa la gente sobre el hijo del Hombre? Pero no siempre están todos tan inspirados como San Pedro, por entonces Simón. Y si hoy preguntásemos: ¿Quién es Cristo para ti? De la respuesta de Pedro se siguió la elección del primer Papa y de la obtención para la Iglesia del poder ganado por Cristo en la Cruz. Pensemos bien la respuesta a dar, o mejor busquemos la inspiración del Espíritu que sabrá darnos la respuesta certera.

Las preguntas del Editor

1.- Pedro no se ensoberbeció por su repuesta. NI tampoco ante su establecimiento como primer Papa. Cuando después él fallo no fue por soberbia sino por miedo y Pedro tuvo la humildad de arrepentirse. ¿Eres humilde? ¿O solo, fatuamente, confías en tu poder?

2.- Otra cosa: ¿Tú reconoces a Jesús como Mesías, como Hijo de Dios? ¿O lo haces a medias? ¿Te refugias en la historia o en la ciencia para no terminar creyendo en él?

3.- Realmente, la promesa de Jesús a Pedro es la esencia de la vida de la Iglesia. Pedro –y su sucesor—tienen las llaves del Reino de los Cielos y su existencia será para siempre. ¿Qué opinas de eso? ¿Rezas alguna vez por el Papa?

4.- Realmente Pablo de Tarso –hoy lo demuestra en la Carta a los Romanos—fue capaz de profundizar como nadie en la naturaleza de Dios y en la de su Hijo, Jesús. ¿Lees a San Pablo? ¿Estas familiarizado con sus Cartas? Si no lo haces, debes emprender esa tarea rápidamente, el verano es un tiempo excelente para ello.


DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO

31 de agosto DE 2014


DIOS NOS GANA POR EL AMOR

Por David Llena

Podemos luchar contra Dios, pero tengamos por seguro que Él gana siempre. Nos gana por dentro, y Él nos gana por el Amor. Finalmente seremos trasformados por ese Amor, que aunque queramos combatirlo no podremos. Por eso nos dice San Pablo que nos ajustemos a la voluntad de Dios. Tomemos la cruda cruz, y no vayamos ciegos tras las cosas efímeras de este mundo. Perdamos la vida por el Señor.

Las preguntas del Editor.

1.- Es muy “fuerte” –en el sentido más moderno y juvenil de la palabra—como Jeremías habla a Dios: “Me sedujiste, Señor”. ¿Y tú te dejas seducir por Dios o mantienes tus reservas? ¿Te entregas o prefieres inhibirte y seguir siendo tu el amo de tu alma y de tu vida?

2.- Pablo nos dice hoy que nos ofrezcamos como sacrificio vivo a Dios. ¿Difícil, no? ¿Seríamos capaces de llegar al sacrificio total para honrar al Señor? ¿O, al menos, no negarnos de plano al mismo?

3.- ¿A que entendemos muy bien a Pedro en el evangelio de hoy? ¿A que nosotros también nos acercamos al poderoso y no entenderíamos que no lo fuera?

4.- Tuvo Jesús que desconcertar mucho a sus discípulos con el anuncio de su Pasión. ¿A nosotros también? Y es que, ¿entendemos plenamente en sentido del sacrificio de Jesús? No del todo, ¿verdad?