Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

El Bautismo del Señor
11 de enero de 2009

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Llegamos al final del tiempo de Navidad con la fiesta del Bautismo del Señor. Jesús, ya no es el Niño de Belén. Convertido en adulto se acerca al bautismo de Juan y allí, en el Jordán, se produce la manifestación de Dios Padre que se complace de su Hijo Único. La Trinidad está en el relato y es una gran enseñanza para nosotros, ahora que estamos a punto de iniciar el Tiempo Ordinario.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- El Profeta Isaías, en la primera lectura, nos enseña como será el Mesías, todo suavidad. “El pábilo vacilante no lo apagará”. El pábilo es esa llama que pugna por seguir ardiendo y que cualquier golpe de aire puede apagarla. El Mesías no lo hará. En este fragmento del capítulo 42 del profeta Isaías se hace una hermosa descripción de Jesucristo y, además, añade que será nuestro liberador y quien dará luz a nuestros ojos.

S.- El Salmo 28 refleja la admiración del pueblo de Dios ante el Supremo Hacedor que reina con su fuerza sobre la tormenta. El título del salmo es, precisamente, “Dios en la tempestad”. Y es en esa fuerza de la naturaleza donde se demuestra visiblemente su fuerza, la cual pone a la disposición de su pueblo para que sea feliz. A nosotros hoy nos acerca a esa seguridad que necesitamos en estos tiempos tan difíciles.

2.- En la segunda lectura, sacada del capítulo diez de los Hechos de los Apóstoles, Pedro se refiere, por su parte, al papel del Salvador, “que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos” y hacer referencia al bautismo de Juan. Para añadir que Dios acepta a todos y no hace distinciones aceptándonos a todos. Estamos ante un texto de gran hondura y frutos de importante enseñanza.

3.- El Evangelio de San Marcos que narra el bautismo de Jesús, en el Jordán, de manos de Juan el Bautista, es muy breve y muy concreto. Nos muestra sin más la complacencia de Dios en su Hijo Único tras recibir el Bautismo. A nosotros esa imagen de la presencia, junto a Juan, de Jesús de Nazaret, en las aguas del Jordán nos sirve como punto de partida a un nuevo tiempo para incrementar con obras la conversión que, sin duda, experimentamos en los días emocionantes de la Navidad.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS 42, 1-4.6-7

Así dice el Señor:

--Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones: No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará. Promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará hasta implantar el derecho en la tierra y sus leyes, que esperan las islas. Yo, el Señor, te he llamado con justicia, te he tomado de la mano, te he formado y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión, y de la mazmorra a los que habitan en tinieblas.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 28

R.- EL SEÑOR BENDICE A SU PUEBLO CON LA PAZ

 

Hijos de Dios, aclamad al Señor,

aclamad la gloria del nombre del Señor,

postraos ante el Señor en el atrio sagrado. R.-

 

La voz del Señor sobre las aguas,

el Señor sobre las aguas torrenciales.

La voz del Señor es potente,

la voz del Señor es magnifica. R.-

 

El Dios de la gloria ha tronado.

El Señor descorteza las selvas.

En su templo un grito unánime: ¡Gloria!

El Señor se siente por encima del aguacero,

el Señor se sienta como rey eterno R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DEL HECHO DE LOS APÓSTOLES 10, 34-38

En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo:

-- Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y práctica la justicia, sea de la nación que sea. Envió su palabra a los israelitas anunciando la paz que traería Jesucristo, el Señor de todos. Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que paso haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con él.

Palabra de Dios


ALELUYA

Los cielos se abrieron y se oyó la voz del Padre: Este es mi Hijo, el Amado, escuchadle.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 1, 7-11

En aquel tiempo proclamaba Juan:

-- Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco ni agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero el os bautiza con Espíritu Santo.

Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo:

--Tú eres mi hijo amado, mi predilecto.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

SENTIRNOS ELEGIDOS DE DIOS

Por David Llena

El bautismo del Señor en el Jordán va más allá del hecho de purificación o remisión de los pecados, obviamente. Ese gesto se convierte en el anuncio explícito del Padre reconociendo a Jesús como su Hijo y corroborándolo el mismo Espíritu Santo en forma de paloma. Los espectadores recordarían las palabras de Isaías que hemos proclamado en la primera lectura, “Mirad a mi siervo a quien sostengo mi elegido…” Esa misma estampa se produjo en nuestro bautismo, Dios nos ha elegido… para “pasar haciendo el bien”. Es un buen momento para recordar esas promesas bautismales y volver a sentirnos elegidos de Dios para llevar su mensaje a todos “sean de la nación que sean” como nos dijo San Pedro según hemos leído en la segunda lectura.


la oracIÓN DE LOS FIELES

PADRE, ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS

Hoy se manifiesta el Amor de Dios que viene a salvar a todos. Aquél que el pueblo esperaba, hoy ha sido reconocido por el Padre: Jesús es su Hijo Amado. Por medio de ese Jesús presentamos nuestras necesidades al Padre. Repetimos:

R.- PADRE, ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS.

1. – Por el Papa, representante de Cristo en el mundo, para que siempre se vea acompañado por el Espíritu, guiado por Cristo y amado por el Padre.

OREMOS

2. – Por todas las naciones, para que en torno a Jesucristo nuestro Salvador sepan entablar entre ellas lazos de amistad y cooperación.

OREMOS

3. – Por los enfermos, oprimidos, cautivos para que sean iluminados y sanados por la mano de Cristo el Mesías.

OREMOS

4. – Por los que en este año recibirán el bautismo, para que esa fuerza les lleve vivir su vida de cara a los demás llevando la Palabra a todos los hombres.

OREMOS

5. – Por todos los dedican su vida y su esfuerzo en la continua predicación de la Palabra para que el Padre los reconozca como sus predilectos y nunca les falte la fuerza de Dios.

OREMOS

6.- Por todos nosotros que recibimos un día el Bautismo, para que esa luz que se encendió y esa vestidura que nos impusieron brillen siempre para la Gloria de Dios Padre.

OREMOS

Padre, acoge estas súplicas que por medio de Jesucristo, tu Hijo, tu predilecto te hemos presentado. Por Él que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amen.


Las preguntas del Editor

En ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación.

1.- Con el Bautismo por San Juan Bautista de Jesús, que nos cuenta Evangelio, se produce el reconocimiento de Dios Padre sobre la misión salvadora de su Hijo Único. Dios nos muestra a su hijo. Y nosotros debemos hacernos una pregunta ya repetida varias veces. ¿Conocemos de verdad a Jesús? ¿Sabemos como es y que busca en nosotros?

2.- No gritará, no clamará, no voceará por las calles. Eso nos dice del Mesías, el Profeta Isaías. ¿No es cierto que nosotros si gritamos y voceamos y nos aferramos a nuestros trabajos en la parroquia o en el grupo como si fueran un privilegio adquirido en propiedad y no un servicio a los hermanos?

3.- ¿Y si Dios no hace distinciones, por qué nosotros, si? El Apóstol Pedro nos lo dice con mucha claridad, Dios acepta a todos “sean de la nación que sean”. Hemos de reflexionar con nuestra tendencia a hacer buenos y malos con una simple mirada, sin datos, sin conocimiento. ¿Y si los malos, o los pobres, o los mal vestidos vienen a nosotros no es que nos necesitan mucho más?

4.- Jesús pasó su vida haciendo el bien, ¿podemos decir nosotros lo mismo? Y que conste que esta es una pregunta fundamental que todos debemos hacernos: ¿Pasamos nuestra vida haciendo el bien? Esta pregunte resume a todas las demás que hagamos ahora o cualquier día.


LA MISIÓN

Una buena misión para esta semana sería meditar en profundidad sobre nuestro bautismo y acomodarlo a nuestra vida cotidiana. El día que nos bautizaron entramos en la cercanía total de Dios como hijos adoptivos.


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto. Hemos recibido varios correos en las últimas semanas. Como de costumbre los publicamos y damos respuesta en la sección de Testimonios. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es