La Asunción de la Virgen María
15 de agosto de 2019

Moniciones


 

MONICIÓN DE ENTRADA

Sed todos bienvenidos a la Eucaristía dedicada a la Virgen María. Fiesta que emerge en todo el mundo con especial relevancia. Y nosotros queremos celebrar esta importante fiesta mariana con gran entusiasmo. Es la Asunción de la Señora al cielo. Es la Dormición de la Virgen que así se llama en muchas zonas de España y en las Iglesias Orientales. Realmente, nuestro gozo se desborda en este día. Y ello es porque tenemos la certeza de que Nuestra Señora está en cuerpo y alma en los cielos. Iniciemos, pues, con gran alegría la esta fiesta universal dedicada a Santa María Virgen.


MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- La profunda belleza del libro del Apocalipsis nos va a presentar, en la primera lectura, la lucha entre la mujer, coronada de estrellas, y el dragón. La escena está plena de simbolismos respecto al papel corredentor de la Virgen María.

S.- El salmo 44 da un punto de unión notable: la tradición del antiguo testamento con la novedad del Evangelio: la enjoyada con oro de Ofir es la reina del pueblo judío. Así la tradición veterotestamentaria se ve reflejada en María, hija de Israel.

2.- En la segunda lectura, Pablo de Tarso nos dice por medio de su carta primera a los Corintios de la victoria final de Jesús con la derrota del último enemigo del Reino: la muerte.

3.- El Evangelio de Lucas nos muestra la Visitación de la Virgen a su prima Isabel y nos permite escuchar la oración de María: el Magnificat. Todo el texto es bellísimo y lleno de mensajes. Maria acude presurosa a visitar a su prima Isabel y ahí aparece la acción del Espíritu Santo que inunda la escena. Escuchemos con gozo.

Lectura de Postcomunión


MONICIÓN

Especial y vibrante oración del padre Leoz para esta nuestra Eucaristía de la Asunción

MARÍA CREO EN TÍ

¡SÍ, MARÍA! ¡CREO CONTIGO EN DIOS!

¡SÍ, MARÍA! ¡CREO CONTIGO EN CRISTO!

¡SÍ, MARÍA! ¡CREO CONTIGO EN EL ESPÍRITU SANTO!

 

Porque, los tres en uno, dieron VIDA a tu vida

Esplendor y hermosura a tu figura

Eternidad para siempre a tus pocas palabras

Corona de triunfo que nunca se marchita

a tu cabeza amueblada con palabras con sabor

a obediencia, humildad, sencillez, silencio, evangelio,

camino, Dios, Jesús, Espíritu e Iglesia.

 

¡CONTIGO, MARÍA, SE PUEDE CREER MÁS Y MEJOR!

¡CONTIGO, MARIA, AL CIELO!


Exhortación de despedida

Salgamos felices del templo. Hemos rendido homenaje a la Madre de Jesús en el día en que conmemoramos, con enorme gozo, su asunción en cuerpo alma y a los cielos… y estamos especialmente contentos.