II Domingo de Pascua
11 de abril de 2010

Plegarias


ANTÍFONA DE ENTRADA 4 Esd 2, 36-37

Alegraos en vuestra gloria, dando gracias a Dios, que os llamado al Reino celestial. Aleluya.

ACTO PENITENCIAL

Jesús, Señor Resucitado, que tu Gloria limpie todos nuestros pecados

Señor Ten Piedad

Jesús, Señor Resucitado, que tu alegría –que es la nuestra—por haber vencido a la muerte, nos aleje de la muerte del pecado.

Cristo Ten Piedad

Jesús, Señor Resucitado, que la esperanza en la Resurrección, de la que tú eres primicia, borre nuestra tendencia al pecado.

Señor Ten Piedad

ORACIÓN COLECTA

Dios de misericordia infinita que reanimas la fe de tu pueblo con la celebración anual de la Santa Pascua, acrecienta en nosotros la fe para que creamos constantemente en el efecto sanador del Espíritu Santo, obtenido por nuestro Bautismo.

Por Jesucristo Nuestro Señor

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Señor, junto con nuestras ofrendas de Pan y Vino, las ofrendas personales de todos los que se bautizan en este Tiempo Pascual y que estos dones –todos-- te sean agradables y contribuyan a la salvación eterna de la Humanidad entera.

Por Nuestro Señor Jesucristo

PLEGARIA EUCARÍSTICA

El Señor esté con vosotros

Levantemos el corazón

Demos gracias al Señor nuestro Dios

 

Padre Nuestro eres digno de toda alabanza.

Cuando miramos al mundo y su historia,

descubrimos tu presencia y tu Espíritu

en la maravillosa Resurrección de tu Único Hijo

 

Tú eres gran Pastor del Universo:

has trazado el sendero de los astros;

luces inmensas que caminan por los espacios

formando el incontable rebaño de las estrellas.

Tuyas son las estaciones que obedecen a tu llamada

como ovejas enamoradas de su Pastor.

 

Tú, Padre, te has dedicado, con amor infinito

a pastorear a hombres y mujeres de todo tiempo y condición.

Éramos ovejas sin pastor.

Pero pusiste a la cabeza a tu Hijo

y lo resucitaste de entre los muertos

y nos sacaste de la desorientación.

 

Eres digno de bendición

porque con el prodigio de la Resurrección

nos liberaste y pudimos recorrer

el camino que tus deseabas para nosotros

Y es lo que te ofrecemos ahora

permanente canto de alabanza

SANTO, SANTO, SANTO

 

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Jn 20, 27

Trae tu mano y toca la señal de mis clavos; y no seas incrédulo, sino creyente

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Danos, Señor, Dios Todopoderoso, tu gracia para que la fuerza recibida en estos sacramentos pascuales nos lleve a la Vida Eterna

Por Jesucristo Nuestro Señor.