IV Domingo del Tiempo Ordinario
31 de enero de 2010

La oración de los fieles


1.- QUE TU AMOR NOS GUIE, SEÑOR

2.- ESCÚCHANOS, SEÑOR


PRIMERA

QUE TU AMOR NOS GUIE, SEÑOR

El himno a la Caridad debe ser nuestra guía de viaje en este caminar, así pues hoy repetimos:

R.- QUE TU AMOR NOS GUIE, SEÑOR.

1.- Por la Iglesia, para que no deje de predicar la Palabra de Dios a pesar de las dificultades.

OREMOS

2.- Por los jefes de gobierno y los políticos de todo el mundo para que siempre estén atentos a las necesidades de sus conciudadanos.

OREMOS

3.- Por todas las familias, para que tengan siempre en el centro de sus actuaciones a Cristo.

OREMOS

4.- Por los enfermos, los pobres, los necesitados, en especial por los afectados por el terremoto de Haití, para el Amor de Dios haga más livianos sus sufrimientos.

OREMOS

5.- Por los jóvenes y los niños para que crezcan siempre en un entorno pleno de amor.

OREMOS

6.- Por todos los que nos reunimos en torno a tu mesa, para que la continua recepción de la Eucaristía nos haga crecer en el Amor.

OREMOS

Padre, acoge estas plegarias que tu pueblo te presenta, acógelas con tu infinito Amor.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


SEGUNDA

ESCÚCHANOS, SEÑOR

Oremos al Señor nuestro Dios, rico en misericordia y compasivo. Él siempre escucha las súplicas de sus hijos.

R. – ESCÚCHANOS, SEÑOR.

1. - Por el Papa Benedicto y por todos los Cardenales de la Iglesia para que el Señor Jesús les incremente su amor hasta el heroísmo.

OREMOS

2. -Por la necesidad imperiosa de Evangelizar y por los resultados de la Jornada Pontificia de la Infancia Misionera, siendo el niño un portador notable de la Palabra de Dios

OREMOS

3. - Por los que viven preocupados de tener más; para que comprendan que el hombre se realiza en la donación y el servicio.

OREMOS

4. - Por los pobres, los enfermos, los solos; para que encuentren personas capaces de ayudarles en sus necesidades.

OREMOS

5.- Por los gobiernos de las naciones; para que miren siempre el bien de todos, ocupándose de los más desfavorecidos.

OREMOS

6. - Por nosotros; presentes en la Eucaristía, para que tomemos en serio la responsabilidad que tenemos de ofrecer nuestro amor y servicio a toda la Iglesia.

OREMOS

Señor, Tú, que has enviado a Jesús a curar nuestras dolencias y enfermedades, escucha nuestras súplicas.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.